Mi Mini Autobiografia Literaria

Gerald Gabriel Sánchez Campos


Nacido en Managua, Nicaragua el 08 de Septiembre del año 1992, inicié en el mundo de la escritura a los 14 años en el año 2007, desde entonces y hasta el año 2010 escribí mi primera muestra poética, mi poemario "Aurora Boreal/Austral" que envié ese mismo año a la convocatoria organizada por el Centro Nicaraguense de Escritores (CNE), en Abril de 2010 me uní al grupo literario "SIGNO" de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) actualmente llamado "CONTRA EL OLIMPO ACUOSO" dirigido por el poeta Iván Uriarte con el cual recité en 5 presentaciones de la Extención Cultural (EXTCUNI) realizadas en los diferentes recintos de la UNI. A finales de ese año asistí al Seminario de Narrativa Norteamericana impartido por los escritores Iván Uriarte y Erick Aguirre. En el año 2011 me uní de manera activa al VII Festival de Poesía de Granada en donde participé del maratónico recital de poesía joven, tambien estuve en el encuentro recital del aniversario de muerte del poeta Carlos Martinez Rivas organizado por el grupo EROS (UNAN) donde fuimos invitados CONTRA EL OLIMPO ACUOSO (UNI) y KARBARRO (UNA) a su vez el grupo literario de la UNI participamos en la convocatoria literaria realizada ese mismo día por la UNAN, en el año 2012 nuevamente estuve presente en el VIII Festival de Poesía de Granada recitando bajo la presentación de mi maestro Iván Uriarte y asistí al recital deambulante en el biblio-bús de la Biblioteca Alemana, he asistido a diversos eventos y foro-debates culturales realizados en la Universidad Americana (UAM) y el Centro Nicaraguense de Escritores (CNE) invitado por la Sociedad Nicaraguense de Jovenes Escritores.

16 oct. 2011

Tatuaje


Me deslizo sobre tu epidermis en blanco
dibujo en tu cuerpo mi deseo
exploro marmoleada silueta
ahínco mi intensidad en tus gemidos
e impregno la satisfacción de mi ego
como tinta que tatúa tu blancura virginal.



Interludio


I

Lluvia de ideas
ubérrimas neuronas,
lengua danzante
ojos, lujuria.

II

–Advenimiento–
emerges victoriosa de atrapasueños
vampirezca presencia, deseas el sabor de mi sangre
seductora, excitante,
piéride infernal,
sobre mí te posas –erótica danza–
sin aliento, cedo.

III

Tu vientre sobre mi vientre
olfateas numen recorriendo mi cuerpo             
–conato–
mascullas la palabra de mi boca
impávida delinques en ósculo mortal sobre mi cuello,
me desvanezco…

IV

–Aurora–
aroma a sexo droga mi cuarto,
me veo en el espejo.
Sábanas. Ensangrentado papel,
un poema.


Umbral


Cerramos sesión, se acabaron los versos improvisados y el foro-debate. Tomamos caminos diferentes, nos fundimos en la ausencia y nos disipamos entre brillantes luces de la Managua nocturna. Nadie acompañó mi travesía, nadie casualmente pasó en sentido contrario para escuchar mi soliloquio. No hubo ladrón que quisiera robar mis dos córdobas con cincuenta centavos, ni borracho que tropezara en mi camino para dejar caer su trago de ron, ni drogadicto ansioso buscando su santogrial, ni putas en esquinas brumosas, de alucinógenas neblinas.
“El paseo de la Unión Europea” (solitario sendero), perros no percibieron mi olor impregnado en la acera, sin dejar rastro transité la Zona Rosa, en night-clubs y casinos no me vieron pasar, ni restaurantes u hoteles notaron mi presencia.
Nyx cuidó mi espalda, le llevé a mi lado, la tuve de frente y me sumergí, Azrael se ocultó bajo un manjol como rata de alcantarilla, pues no era tiempo de encontrarla en mi camino; se degeneró mi memoria y se desintegró mi pensamiento. No hubo cadejo que mordiera mis tobillos o sombra que siguiera mis pasos, resonante eco no anunció mi trayecto, 10:00 p.m. y atravesé el umbral de este inframundo camino a casa…



2 oct. 2011

Ópera negra


Sirena de ambulancia es soprano en anfiteatro
ligera neblina ambienta
grillos, orfeón de noctámbula obra
ladridos de perro acompañan en percusión
frívola orquesta con sus bajos
gallo dirige con su canto cada nota
maestro director de este letargo.

Apacible viento, nubes estáticas tras bastidores,
rayos de luna iluminan espectáculo de ópera negra.




Negra Cólera


“… estos que en su negra cólera,
del Paraíso terrestre ha desterrado Dios Padre”
(Letanías de Satán –Fragmento– Charles Baudelaire)

I

Secuestran mi deseo,
drenan mi sol
amedrentan mi hambre
secan agua de ríos y lagos
sólo cal queda en el suelo.
Vendaval arrastra rocas de la ladera
rocas que son mi pan y saben como el acero,
todo es de sal.

II

Cansada luna con cáncer de seno,
sus hijos empeñan la plata de su reflejo
inmutables ante la negrura abisal del porvenir aciago

III

¡Espada negra, torva
blandida contra la horda ciega y caníbal!

IV

Incisivos cuchillos venenosos
del averno piden venganza
de cercenar la vida al que diezmo la suya
sin acaso saciar negra cólera…


In Memoriam


Atravesé malezas
ahítos desiertos
espeluznantes barrancos.

Viento barrió mis sinsabores
se llevó mi esperanza.
(Escarbé,
y el odio seguía ahí)

Cielo, inmensidad
sentí en mis hombros
como hecatombe apocalíptica
(Bajé la mirada y vi a mi madre –la tierra–
esperando por mí con su útero abierto)

No temí la muerte
descendí,
torcióse el tiempo
formó un giro cíclico
sin desplazamiento.
(Tapó mi madre su expuesto vientre
y me cubrió con sus brazos)